Prueba, por llamarlo de algún modo, de la Sportster 72 en Super7

Autor #1
Hola a todos.


Mi compañero José Ángel, responsable del rincón "El Siete Grasiento" de Super7, con particular visión, cáustica como pocas, de la vida en general y del mundo Harley, su mundo, en particular, nos cuenta cómo es y qué espíritu encierra este modelo que vuestra marca ha propuesto en su gama 2.012.

Os dejo el principio del texto. Espero que os resulte interesante. Muchas gracias.

Notas de prensa de la propia marca y apreciaciones de pilotos -que no de moteros grasientos- es casi todo lo que me topo ojeando por ahí. Hace tiempo que paso de leer pruebas sobre motos custom. Me limito a un par de sitios muy dignos y dedicados en exclusiva a nuestro mundo. Incluso me interesan más los puntos de vista que se cuecen en foros y en especial la opinión de algún forero con criterio y carente de fundamentalismo agresivo, algo que existe, de verdad.

Esta vez me asomé de nuevo por los mentideros. Más de lo mismo, poco ha cambiado. Eso sí, se repetía una y otra vez “…mantiene el espíritu custom de la Whittier Boulevard, legendaria avenida de Los Ángeles y que también se conoce como «Ruta 72». De ahí le viene el nombre a la Seventy-Two…”. Más o menos, cada revista cambia el orden de alguna palabra ó añade alguna floritura para darle la apariencia de originalidad, aunque casualmente todos dicen lo mismo. Me resulta verdaderamente curioso leer cómo todos califican a la 72 como una la vuelta al estilo tradicional de los setenta. Claro, a nadie se le había ocurrido poner en una Sportster un cuelgamonos y los mandos avanzados desde la década de los pantalones campana. Los actuales gestores de la MoCo, con ayuda de sus palmeros, me recuerdan a los de Apple: son capaces de venderte lo obvio como si fuera una novedad y además encontrar la justificación para sacarte un ojo de la cara.

Lo primero. Os voy a decir algo que debes tener en cuenta: me fascinan las Sportster. Desde hace ocho años mi moto, la Nieves, es una Sportster, una 883 carburada del 2002. Algún día os contaré su historia.
He tenido oportunidades para cambiarla, hubo momentos en los que nos hemos llevado mal y otros en los que he constatado la mala fama de su suspensión y de sus frenos. Como probador he tenido la suerte de disfrutar de muchos hierros, algunos de los cuales me han parecido verdaderamente buenos. Pues no la cambio. Aunque no os confundáis, no soy militante, no me encontraréis en bandos de marcas, ni en religiones “Pro” ó “Anti” inyección u otras guerras. Me gustan las MOTOS, en general y con todos sus matices, otra cosa es que sea en las custom donde encuentro mi sitio. Esto no quita para que cuando me encuentre algo malo lo diga, sin más.

Pero a lo que vamos: la 72, ó como dicen los “entendidos”, la Seventy-Two.


CONTINÚA...

http://super7moto.com/directorio/index.php/el-rincon-grasiento/229-harley-davidson-sportster-72.html

harley 72.jpg
 
#2
Buenos dias MORIWOKI interesante reflexion y muy buena cronica,somos muchos los que pensamos asi y aunque tienen sus inconvenientes la mia tampoco la cambio por nada del mundo ,aunque tambien es verdad que hasta que no me adapte a ella pense en venderla,cosa que afortunadamente no hice,algunos retoques y wala el resultado genial Gracias por compartir este interesante articulo con nosotros Saludos:D
 

883

New Member
#3
Hola Moriwoki, gracias por la reflexión, pero al igual que SKALATOR, como que yo tengo la 883 sporter y es con la que yo he dado el salto a Harley, para mí tiene un aprecio especial.
Tan sólo hay que conocer con que hierro estás en la carretera y sobre todo mucha prudencia.
Todas las máquinas tienen lo más y lo menos pero de momento me quedo con la mía
Saludos
 

Síguenos en Facebook

Arriba