Las curvas con Harley. Parte I

Autor #1
Hola de nuevo.

Para tratar este particular asunto, lo mejor será que, una vez vistas las curvas en general, para prácticamente cualquier moto, empecemos por el principio dándole un matiz específico para algunas Harleys, no todas, insisto, sólo algunas. Podemos descartar de entrada en este capítulo la mayoría de las Sportster; si bien es cierto que alguno modelos como la Low monta unas estriberas exageradamente abiertas que la convierten, para el caso que nos toda, casi en una Big Twin. Pero para centrarnos más, concretaremos diciendo que estas explicaciones son específicamente aplicables a las familias touring y Softail. Al igual que con las Sportster, nos reservamos con la mayoría de las Dynas.

Empezamos con una introducción que repasa en parte lo visto hasta ahora:


Un primer apunte antes de cualquier explicación acerca de las curvas.


Tradicionalmente se dice que los motoristas somos mejores conductores que la mayoría de los automovilistas, y yo veo en ello dos razones fundamentales. La primera es que conducir una moto, sencillamente, nos apasiona a casi todos. Y la segunda es que, habitualmente, logramos con facilidad una concentración sobre las dos ruedas que el automovilista tiene muchas dificultades de conseguir. Esa concentración que la mayoría mantenemos a diario como un hábito de conducir tan elemental como plantar el trasero sobre el asiento es la que el principiante debe intentar conseguir desde el primer kilómetro que empieza a recorrer con su moto. Es fundamental mentalizarse de que hay que ir concentrado. Por muy elevado que sea el grado de diversión que podemos alcanzar con una moto -y puede ser muy alto-, NUNCA deberemos tomarlo como un juego.

Dicho esto, el siguiente punto a tener en cuenta es el apartado anteriormente descrito: "Escanear el suelo". Debemos reconocer el terreno que pisamos antes de lanzarnos al viraje.

Bien. Ya estamos concentrados y tenemos claro cómo es el asfalto sobre el que vamos a abordar la curva. ¿Qué necesitamos definir ahora?

La mentalidad, la actitud con la que debemos acercarnos al viraje.

Debemos adoptar una mentalidad activa, y esto, por simple que parezca, definirá nuestra capacidad de reacción y nuestro posicionamiento cuando estemos inclinados. Debemos de ir a por la curva, llevar la moto hacia ella. Hay que olvidarse de actitudes pasivas, de mentalidades retraídas; con ellas, la curva vendrá hacia nosotros, a por nosotros. De esa forma será fácil que al adentrarnos en el viraje nos invada y atenace la sensación de vértigo; si es así, quedaremos a merced del trazado de la curva, que puede cerrarse inesperadamente, o a la de cualquier eventualidad que nos guarde el asfalto.

Concentración, atención al suelo que pisamos (escanear el asfalto) y mentalidad activa; con esas tres condiciones nos adentraremos en el viraje buscando siempre el punto más interior, el más cerrado, que nos permita ver la propia curva, tanto si es ciega como si no lo es.NUNCA,NUNCAmiraremos al exterior, aunque veamos en la línea contraria a la trazada a la, o a el, autoestopista más sugerente que podamos imaginar, aunque se plante en ella un ejemplar de la especie ibérica más preciada a punto de extinguirse. La prueba más evidente de que la moto es una prologanción de nuestro cuerpo la tengamos en el hecho de que va a ir exactamente donde miremos. En una moto de carreras (perdonad que la use como ilustración) bastará con que deseemos sin pensar ir a un punto para que al instante siguiente estemos en él, sin que aparentemente hayamos hecho absolutamente nada, tan sólo por el efecto de una simbiótica telepatía. Las Harleys también poseen -lógicametne unos modelos más que otros- su conexión con nuestra mente y sobre todo con los pequeños movimientos que hagamos con nuestro cuerpo, y debemos utilizarlo como recurso para hacer más fácil y seguro nuestro tránsito por las curvas.

Bien.
Entraremos en la curva sin complejos, sin manías de si a izquierdas mejor porque soy diestro o viceversa. Los Motoristas Simétricos..


El contramanillar.

Ya hemos hablado de él.
Siempre lo hacemos, es más, no hacerlo es imposible. Cuando llegamos a un viraje de derechas, siempre giramos en el primer momento el manillar a la izquierda, en ese momento la moto cae hacia el lado derecho, hacia el interior de la curva. Bien, en este caso, para los principiantes, se trata de que hagan el contramanillar con una intención plenamente consciente. De esa forma la moto se iniciará sola la inclinación para abordar la curva.

A partir de ese momento, la curva transitará sola, y de una forma natural contrarrestaremos ese efecto de la inclinación inicial con el propio manillar y, así mismo, volveremos a hacer el contramanillar en sentido contrario para levantar la moto. Girar el manillar hacia el interior, hacia la derecha, en este caso, para provocar que la moto se levante y abra la trayectoria hacia la izquierda y la salida de la curva.

Lo dejamos en este punto hasta la segunda parte. No hablamos de frenar ni de reducir a la entrada de la curva, tampoco de acelerar a la salida.
 
Autor #3
Hola, Skalator.

Espero que este largo capítulo sobre las curvas en una Harley grande esté lo suficientemente claro.
Muchas gracias por tus palabras.
Un abrazo.
 
#4
Amigo Mori.

He pasado tus dos capitulos a una hoja de exel, he sacado las presentaciones y los continiuara, lo he unido en uno solo, le he dado al "print" y ..... lo he enmarcado, madre mia!!! que leccion.

Una vez mas, a mi, personalmente, me estas ayudando un monton, GRACIAS :)
 
Autor #5
Amigo Mori.

He pasado tus dos capitulos a una hoja de exel, he sacado las presentaciones y los continiuara, lo he unido en uno solo, le he dado al "print" y ..... lo he enmarcado, madre mia!!! que leccion.

Una vez mas, a mi, personalmente, me estas ayudando un monton, GRACIAS :)
En fin, tenía el temor de que os pareciera un ladrillo. Me ha hecho mucha gracia lo del marco. jajajajajaja.
Muchísimas gracias a ti. Leer comentarios así representa una satisfacción inconmensurable.
 

Síguenos en Facebook

Arriba